La DGT ha contestado su primera pregunta sobre la fiscalidad del micromecenazgo (crowdfunding). La consulta es de 26 de septiembre de2013 (V2831-13).

La consultante es una trabajadora autónoma y se está planteando la posibilidad de utilizar como fuente de ingresos la solicitud de donaciones voluntarias a las personas que lean su blog (a través de Internet) con la finalidad de contribuir a su mantenimiento.

La DGT llega a las siguientes conclusiones:

Primera: La adquisición de cantidades por una persona física sin contraprestación obligada es un negocio jurídico de carácter lucrativo y estará sujeto al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

Segunda: En el caso de que las cantidades a recibir lo sean en contraprestación a alguna entrega de bienes o prestación de servicios, la operación en cuestión ya no tendrá carácter lucrativo, sino oneroso, por lo que tributará en función de la naturaleza de la operación y de la persona que las realice, el IVA (actividades empresariales o profesionales) o la modalidad de TPO (entregas o prestaciones de servicios al margen de actividades empresariales o profesionales).

En todo caso, el beneficiario deberá declarar en el IRPF los ingresos como actividad económica y si es una persona jurídica en el impuesto sobre sociedades.

Leonardo Cárdenas Armesto
Socio Área Fiscal y Tributario
AGM Abogados – Barcelona

2015 AGM Abogados | Creado por Metro Design | B&MS Group

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Clicando cualquier enlace de esta página entendemos que consiente su uso. Quiero saber más.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X