A día de hoy, ya han trascurrido cerca de 2 años y medio desde que el Gobierno del Partido Popular aprobara el archiconocido RDL 3/2012 bajo el título de “medidas urgentes para la reforma del mercado laboral”, motivo por el cual contamos con la posibilidad de efectuar una valoración de los diferentes pronunciamientos que tanto los Juzgados de lo Social, como los órganos colegiados de instancias superiores, así como determinados entes de Derecho público han ido efectuando, habida cuenta del torrente de demandas que han tenido que resolver los Juzgados y Tribunales sociales de toda España, saldándose muchas de ellas con sentencias que se alejan de forma considerable de una aplicación literal de la normativa obrante en la reforma en la Reforma, hecho que provoca una sensación de inseguridad jurídica entre los empresarios, habida cuenta de las variopintas interpretaciones judiciales que puedan llegarse a dar de una misma norma.

Así pues, nos encontramos con que (quizás de forma indirecta) ha surgido otra manera de luchar contra una normativa que para muchos colectivos puede resultar sumamente injusta, la cual ciertamente debemos evidenciar, que ha limitado de forma más que considerable los derechos que los trabajadores habían adquirido con el paso de los años.

El primer pronunciamiento que procederemos a referenciar, fue una sonada sentencia de la Audiencia Nacional en junio de 2013; dicho órgano determinó, que a pesar que la nueva legislación objetivara de forma considerable las razones económicas que permitían a una empresa el realizar un despido por casusas objetivas, declarándose que existían dichas razones, si durante 3 trimestres consecutivos el nivel de ingresos ordinarios o ventas de cada trimestre era inferior al registrado en el mismo trimestre del año anterior, procedió a exigir que para que el citado despido estuviese justificado era necesario, además de la citada situación, el demostrar la pérdida de funcionalidad del contrato a suprimir y cómo va a contribuir a hacer frente a la necesidad de la empresa. Así pues, tal y como podemos observar, la Audiencia Nacional, entiende que una aplicación literal de lo establecido en la nueva normativa reguladora de los despidos objetivos, es insuficiente para que una empresa pueda proceder a la extinción de un contrato de trabajo basado en causas económicas, motivo por el cual ha procedido a añadir un nuevo requisito de creación jurisprudencial, que limita o dificulta el poder efectuar despidos objetivos basados en causas económicas, otorgando por consiguiente una mayor protección a los trabajadores.

El segundo pronunciamiento judicial, corresponde a 2 cuestiones de inconstitucionalidad presentadas por los magistrados de los Juzgados de lo Social de Madrid 30 y 34 en fechas 16 de abril de 2012 y  de enero de 2013 respectivamente. Dichos magistrados tenían dudas sobre la constitucionalidad de ciertos artículos obrantes en la Reforma Laboral, cuya validez de los mismos dependerían los fallos de sus sentencias, motivo por el cual mediante sus respectivos autos, plantearon las cuestiones de inconstitucionalidad al Tribunal Constitucional, el cual de entender inconstitucional los artículos referenciados por los magistrados, hubiese procedido a su eliminación (por dicho motivo se conoce al Tribunal Constitucional como un legislador negativo).

Por tanto, observamos cómo además de las diferentes interpretaciones de una norma que pueden efectuar los diferentes juzgadores, nos encontramos con que también pueden cuestionarla, solicitando al Tribunal Constitucional su análisis, el cual puede anularla si la entiende inconstitucional.

No obstante los citados magistrados no fueron los únicos que utilizaron la cuestión de inconstitucionalidad contra la reforma laboral, a sabiendas que el Parlamento de Navarra tenía dudas sobra la constitucionalidad de la regulación de la  negociación colectiva obrante en la Reforma Laboral, ya que a su entender vulneraba el Derecho a la tutela judicial efectiva regulado en el art. 24.1 de la Constitución Española, motivo por el cual también solicitó su “convalidación” al Tribunal Constitucional.

El tercer pronunciamiento que procederemos a referenciar, va más allá de interpretar una determinada norma jurídica o de preguntar al Tribunal Constitucional si ciertos artículos de la Reforma Laboral son o no constitucionales, ya que en el presente caso, la Magistrada del Juzgado de lo Social 2 de Barcelona, directamente se negó a aplicar una parte de la controvertida Reforma Laboral. Concretamente, el RDL 3/2012, reguló un tipo de contratación que consistía en un contrato indefinido inicial, pero con un periodo de prueba que podía extenderse hasta un máximo de un año, motivo por el cual, técnicamente se permitía al empresario el despedir a un trabajador contratado mediante esta modalidad contractual, por no superar el periodo de prueba a los 11 meses y 29 días desde el inicio del contrato sin necesidad de abonarle ningún tipo de indemnización. Pues bien, la citada magistrada entendió que aunque si bien era cierto que la normativa permitía la extinción contractual por no superar el periodo de prueba (en el supuesto enjuiciado la finalización se dio cerca de los 11 meses de contratación), los derechos de los trabajadores estaban por encima de una Reforma Laboral, motivo por el cual entendió que el periodo transcurrido era excesivo para haber determinado si un trabajador era apto para el puesto o no, procediendo a declarar la improcedencia del despido, habida cuenta que a su entender no existía causa justificada para cesar al trabajador por no superar el periodo de prueba.

Por tanto, observamos como a pesar de que la normativa pueda limitar ciertos derechos laborales, siempre existirán sujetos que puedan interpretar, cuestionar o incluso dejar sin efecto ciertas partes de una normativa, en el caso de que no la encuentren ajustada a Derecho.

Rubén Mateu Cerezuela
Graduado Social
AGM Abogados – Barcelona

2015 AGM Abogados | Creado por Metro Design | B&MS Group

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Clicando cualquier enlace de esta página entendemos que consiente su uso. Quiero saber más.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X