Tras casi un año y medio de funcionamiento de los permisos de residencia para inversores en España creados por la Ley 14/2013 de Apoyo a los Emprendedores y su Internacionalización, y a la espera de la publicación de un reglamento de desarrollo, fuentes del Gobierno anuncian cambios que facilitarán la concesión de los permisos y sobre todo incentivarán el aumento de las inversiones.

Una de las cuestiones que se flexibilizará y que suponía una demanda por parte de los inversores potenciales tiene que ver con los familiares que pueden acogerse a la residencia de forma automática junto al titular de la inversión. Además de al  cónyuge e hijos menores de 18 años, se extenderá la posibilidad de obtención de residencia a las parejas de hecho, a los hijos mayores de 18 años a cargo así como a los padres del inversor o de su cónyuge dependientes de ellos.

Otra ventaja respecto a las regulaciones existentes en otros países será la no obligación de visitar España al menos una vez durante la vigencia de la residencia para poder renovarla. Es frecuente, sobre todo en el caso de ciudadanos chinos, que no exista una voluntad de residencia habitual en España, sino que el objetivo de realizar la inversión y obtener el Golden Visa sea por un lado tener una rentabilidad económica y en segunda instancia contar con un permiso que permita viajar a Europa en cualquier momento en que se necesite pero sin obligación de ello. La residencia que se concederá será directamente por 5 años y no tendrá que renovarse cada 2 años acreditando que la inversión se mantiene, lo que ofrece una mayor tranquilidad al inversor.

Otra de las cuestiones anunciadas es la posibilidad de obtener un visado o autorización por 6 meses para aquellas personas que todavía no hayan formalizado la compra pero ya hayan firmado el contrato de arras y depositado el dinero en España de forma que pueden permanecer en España durante el proceso de compra sin la limitación de la vigencia de un visado turista y una vez finalizado el proceso de compra obtener la residencia por 5 años.

De concretarse todas estas propuestas la normativa corregiría algunas de las cuestiones que más desincentivaban la inversión extranjera hasta ahora y situaría a España a la cabeza de las opciones más ventajosas del panorama internacional en lo que se refiere a requisitos de obtención de Golden Visa o visados de inversor.

2015 AGM Abogados | Creado por Metro Design | B&MS Group

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Clicando cualquier enlace de esta página entendemos que consiente su uso. Quiero saber más.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X