CJUE 1

“En base al contenido de la Sentencia, aquellos contribuyentes que se hayan visto discriminados fiscalmente, podrán iniciar un procedimiento de solicitud de devolución de ingresos indebidos, para recuperar el exceso pagado, siempre que su liquidación se encuentre dentro del período de prescripción.”

Leonardo Cárdenas Armesto
Socio Área Fiscal y Tributario
AGM Abogados – Barcelona

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea en su reciente sentencia de 3 de septiembre de 2014, dictada en el asunto C-127/12, ha emitido un importantísimo pronunciamiento que afectará a un número importante de contribuyentes, que habiendo aplicado la normativa española del  Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD) han satisfecho un impuesto  al que ahora tendrán derecho a su devolución

Efectivamente en la meritada sentencia, el TJUE, declara que la normativa vigente en España relativa al ISD es contraria al principio de la libre circulación de capitales, por cuanto establece diferencias en el tratamiento fiscal entre  contribuyentes comunitarios que son residentes y no residentes en territorio español, y en consecuencia se considera contraria al derecho comunitario. La consecuencia de ello, es la expulsión del ordenamiento español de este desigual tratamiento, desde la entrada en vigor de dicha norma.

En España, aun existiendo una Ley del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones estatal, las comunidades autónomas tienen la facultad de asumir ciertas  competencias normativas en la regulación del Impuesto, en virtud de la Ley 22/2009, habiendo muchas de ellas hecho uso de esta facultad y reducido considerablemente el impuesto para sus residentes.

La discriminación a la que se refiere la STJUE radica en, que en determinados supuestos donde intervienen no residentes, hasta ahora se aplicaba la normativa estatal, en detrimento de los residentes, que resultaba en la mayoría de los supuestos mucho más gravosa para los contribuyentes, lo que va en detrimento de los principios inspiradores del derecho comunitario.

Supuestos afectados:

A modo meramente enunciativo, a continuación se resumen los supuestos más habituales en los que hasta ahora se ha producido la discriminación a la que se refiere el TJUE:

a) causante residente en territorio español y alguno o algunos o todos los herederos o legatarios son no residentes;

b) Sucesiones en que el causante es no residente en España y existen bienes y derechos en España

c) Sucesiones en que ni el causante ni sus causahabientes son residentes en España; pero existen bienes en España.

d) Sucesiones en el que el causante no residente y el heredero o causahabiente es residente en España, con bienes en el extranjero.

e) Donaciones de inmuebles situados en territorio español a no residentes.

f) Donaciones por no residentes a residentes en España, de bienes inmuebles situados en el extranjero

g) Donaciones de bienes y derechos situados en España por residente a favor de no residente.

Consecuencias de la sentencia del TJUE

La principal consecuencia que emana de la sentencia es que se ha producido la nulidad de la normativa reguladora del ISD referente al tratamiento que se le da  en los supuestos anteriormente reseñados, y especialmente cuando interviene un no residente en España o cuando un residente en este país hereda o recibe en donación bienes en el extranjero.

Esto significa que el contribuyente tiene derecho a la devolución del impuesto (ISD) pagado indebidamente, según la susodicha sentencia, debiendo instar el correspondiente expediente administrativo para que se reconozca su derecho.

Procedimientos a incoar:

Habrá que distinguir dos situaciones bien distintas.

Aquéllos  supuestos en que las autoliquidaciones no sean firmes por no haber transcurrido más de cuatro años desde su pago, de las que ya lo son

a) Liquidaciones que no son firmes:

En el caso de que no hayan transcurrido más de 4 años desde el pago del impuesto o no se hayan generado la firmeza de la liquidación administrativa, se podrá acudir a un procedimiento especial de devolución de ingresos indebidos, exigiendo la devolución de la cuota pagada más los intereses de demora generados.

b) Liquidación que son firmes:

Aquellos supuestos en el que hayan transcurrido más de 4 años desde el pago o la liquidación administrativa sea firme, habrá que acudir al procedimiento especial de responsabilidad patrimonial del Estado, en el plazo máximo de un año desde la publicación de la sentencia en el Diario Oficial de la Unión Europea, es decir hasta septiembre de 2015.

Visto todo lo anterior, está claro que el ciudadano, sea o no residente en la Unión europea, deberá ser diligente y reclamar su derecho a la mayor prontitud posible.

En el caso de que el contribuyente desee ampliar la información facilitada en este artículo o bien reclamar su derecho, el equipo de AGM Abogados se pone a su disposición para analizar si en su caso podemos aprovechar el contenido de la sentencia para reclamar en su favor la devolución del posible ingreso indebido realizado por el concepto ISD.

2015 AGM Abogados | Creado por Metro Design | B&MS Group

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Clicando cualquier enlace de esta página entendemos que consiente su uso. Quiero saber más.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X