Ley de desahucioAtrás

"La reforma se plantea porque tenemos un mercado del alquiler muy pequeño frente al resto de países de la UE, pues solo un 17% de la población tiene vivienda de alquiler, frente al 83% que la tiene en propiedad."

Araceli Beltrán García

Responsable Dpto. Civil

AGM Abogados - Barcelona

El pasado viernes fue aprobado por el Gobierno el Anteproyecto de Medidas para la Flexibilización y Fomento del Mercado de Alquiler, por el que los inquilinos que se retrasen en el pago de la renta de alquiler podrán ser desahuciados en un plazo de diez días si no presentan alegaciones ante el juez.

En palabras de la Ministra de Fomento, la reforma se plantea porque tenemos un mercado del alquiler muy pequeño frente al resto de países de la UE, pues solo un 17% de la población tiene vivienda de alquiler, frente al 83% que la tiene en propiedad”, habiendo incluso advertido Pastor que lo más gordo es el stock de viviendas nuevas sin vender de casi 700.000 viviendas que hay en España, y 3 millones de viviendas vacías.

Las medidas adoptadas por el Gobierno tienen por objeto flexibilizar el mercado de alquiler para lograr una dinamización del mismo, reforzar la seguridad jurídica, mejorar el procedimiento de desahucio y establecer estímulos fiscales. Con esta intención se pretenden cambios que faciliten el mercado del alquiler de viviendas:

  • Se reduce el plazo de prórroga forzosa a favor del arrendatario que pasa de 5 a 3 años.
  • Se facilita al arrendatario la posibilidad de desistir del contrato de arrendamiento poniendo como único requisito el preaviso al propietario con un mes de antelación. Desaparece de este modo el derecho a indemnización que podía tener el propietario.
  • Se facilita al propietario la posibilidad de recuperar la vivienda para residencia habitual para sí o para sus familiares en primer grado de consanguineidad o por adopción, o cónyuge en caso de divorcio, exigiendo un preaviso de 2 meses y sin necesidad de que se haya pactado en el contrato, como sucede con la normativa ahora vigente.
  • El comprador de una vivienda arrendada sólo estará obligado a mantener al inquilino en los arrendamientos inscritos en el Registro de la Propiedad con independencia de cuál sea su duración. No obstante continúa sin ser obligada la inscripción registral.

Quizás la medida que más puede llamar la atención es la intención del gobierno de agilizar los plazos y procedimientos judiciales habilitando un plazo de diez días para que el arrendatario pague la deuda o formule alegaciones ante el Juez. ¿Quiere esto decir que el nuevo procedimiento de desahucio solo durará un plazo de 10 días? Obviamente conocemos que esto no será así y que para cumplir con esta intención se deberá dotar a los juzgados de mayores medios materiales y personales, según dice el propio anteproyecto, se duplica la capacidad operativa de los juzgados.

Solo estamos ante un anteproyecto de ley, pero creemos que atendida la situación y finalidad del mismo, su publicación como ley no tardará más que el tiempo estricto de duración del trámite parlamentario.