World-In-Your-Hands-Concept-Map
“Más austeridad para toda la UE supondría que uno de los mercados más importantes del mundo y, desde luego vital para la actividad exportadora de los nuevos gigantes (China, India, Brasil, …), continuara en estado depresivo otro largo período de tiempo. ¿Se lo pueden permitir los nuevos gigantes?”

Antonio Valverde Sanz
China Desk
AGM Abogados – Barcelona

Que Mario Draghi haya acudido a la denominada política QE, consistente en la inyección de 60.000 millones de euros al mes en la economía de la UE desde este mismo mes hasta septiembre de 2016, como una de las últimas balas en la recámara para estimular el crecimiento en Europa, sin duda pone de manifiesto algunas verdades que a día de hoy parecen indiscutibles, entre las más significativas:

  • El nivel de deuda de algunos países (básicamente del Sur de Europa) es altísimo y el crédito no está fluyendo, aunque los indicadores macro (PIB, …) sí estén mejorando. Y sin crédito las empresas se mueren, como se ha demostrado sobradamente los últimos 5 años. No está claro que la QE pueda solucionar este problema, aunque sin duda es una de las alternativas más coherentes, si no la que más.
  • Existe una gran preocupación por economías como la portuguesa o la italiana, las cuales no apuntan soluciones a corto plazo. Especialmente grave el caso de la segunda, dado su peso específico en el conjunto de la UE. Y los datos de economías tan importantes como la francesa o la misma alemana esconden grandes desequilibrios a vigilar muy de cerca.
  • Se intenta por todos los medios reactivar el consumo. Parece que éste, poco a poco, empieza a despegar, pero de manera muy lenta.
  • Los bajísimos tipos de interés pueden llevarnos a una nueva burbuja inmobiliaria, a pesar de la terrible experiencia reciente, dada su condición (o al menos eso creen algunos) de valor refugio. Es la alternativa fácil, pero como ya sabemos, peligrosa en extremo.

Y algún otro defecto y duda que podríamos añadir a los anteriores respecto a la eficacia de la QE apadrinada por el actual Gobernador del Banco Central Europeo.

Sin embargo a veces las respuestas no surgen de certezas, si no de intentar evitar dudas y peligros. Y lo que parece muy evidente es que más austeridad para toda la UE supondría que uno de los mercados más importantes del mundo y, desde luego vital para la actividad exportadora de los nuevos gigantes (China, India, Brasil, …), continuara en estado depresivo otro largo período de tiempo. ¿Se lo pueden permitir los nuevos gigantes?

Parece evidente que sí, porque han resistido estos años, aunque con claros signos de agotamiento. Aún y así, es indiscutible que el consumo europeo aún sobrepasa en cantidad y calidad al que ofrecen los mercados internos de dichos países. Así que quizá en lugar de temer a la QE, decididamente implementada por el Sr. Draghi, con todos y cada uno de sus evidentes riesgos, quizá los que están llamados a ser nuevos líderes mundiales deberían dar una mayor libertad e incluso estimular a sus capitales (públicos y privados) para apoyar la inversión y el crecimiento dentro de la UE, cosa que en ningún caso están haciendo de manera decidida. Porque sin clientes,  ¿a quién piensan vender todo lo que producen? Ellos son su propio Mercado con mayúsculas en el medio y largo plazo, pero desde luego no a día de hoy.

2015 AGM Abogados | Creado por Metro Design | B&MS Group

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Clicando cualquier enlace de esta página entendemos que consiente su uso. Quiero saber más.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X