Aspectos fiscales a considerar por los profesionales médicos en su declaración de la renta 2023

description Artículo

AGM Abogados

Desde el 3 de abril y hasta el 1 de julio nos encontramos en plena campaña del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) de 2023. Es, por tanto, importante tener en cuenta los aspectos fiscales más destacados para el colectivo médico.

Aquellos profesionales que desempeñan su labor en régimen de trabajador por cuenta ajena; es decir, los empleados, dispondrán de la información necesaria a incluir en la declaración del Impuesto sobre la renta en el correspondiente certificado de ingresos y retenciones que les facilitará su empleador; datos como el salario bruto anual y las retenciones soportadas constarán en dicho documento.

En cuanto a los gastos deducibles, el mismo certificado informará del importe que, en concepto de seguridad social, será deducible. Asimismo, tendrán la consideración de deducibles los gastos siguientes: las cotizaciones a colegios de huérfanos o entidades similares, las cuotas pagadas a sindicatos, las cuotas de colegiación con un límite de 500 € anuales y siempre que el desempeño de la actividad médica requiera de dicha colegiación y, en su caso, aquellos gastos de defensa jurídica derivados de litigios con la empresa pagadora de las remuneraciones con un máximo de 300 €.

En caso de percibir atrasos de rendimientos del trabajo por causas no imputables al trabajador, éste deberá presentar una declaración complementaria del Impuesto sobre la renta del ejercicio al que correspondan dichos atrasos. Aquellos otros profesionales que desempeñan su profesión por cuenta propia declararán ingresos de su actividad los procedentes de consultorios propios, de mutuas médicas, de centros hospitalarios, de universidades, etc.

En cuanto a los gastos, la casuística de los que pueden deducirse se amplía notablemente, y comprende, entre otros, los gastos de profesionales y colaboradores en el desempeño de la actividad, los salarios de los trabajadores que empleen así como la seguridad social cotizada en calidad de empleadores, el arrendamiento de las instalaciones en las que se ejerza la actividad, los gastos en concepto de reparaciones y conservación de dichas instalaciones, las cotizaciones del propio profesional, los servicios de otros profesionales cuyos servicios sean necesarios para el desempeño de la actividad profesional, las primas de seguros, los suministros y aquellos tributos como el IBI y demás vinculados a las instalaciones en las que se desarrolle la actividad médica profesional.

Tendrán asimismo la consideración de deducibles los intereses de préstamos, hipotecas, arrendamientos financieros y demás deudas que financien elementos utilizados en el desempeño de la actividad profesional, las cuotas de colegiación, las cuotas de renting de equipos necesarios para el desempeño de la actividad y las amortizaciones de todos aquellos elementos amortizables que se utilicen en el desempeño de la actividad profesional.

Finalmente, habida cuenta de la trascendencia económica de estas cuestiones, ante cualquier duda o si quieres ampliar información, puedes contactar con nosotros.

Fiscal y Derecho Tributario description Artículo