Constitución de sociedades en España: errores a evitar para implantarse con éxito en el mercado español

Xiomara Jiménez Rodríguez, área Mercantil. AGM Abogados 

 

España es un país atractivo para muchas empresas extranjeras que desean establecerse y ampliar sus negocios en Europa. Sin embargo, constituir una empresa en España puede ser complejo y requiere una planificación cuidadosa. 

 

En este artículo analizaremos los 4 errores más comunes que hay que evitar al constituir una sociedad en España: 

 

1) No tener en cuenta los pasos y plazos para la creación de una empresa en España:

Si bien es relativamente fácil para un local crear una empresa en España, no puede decirse lo mismo de un extranjero que desee establecerse allí. Así, es necesario anticipar ciertos trámites que pueden ser muy largos, sobre todo si dependen de la administración pública. Tendrá que recurrir a muchos proveedores de servicios, tanto en España como en el extranjero (notarios, tribunales para apostillas, traductores jurados, bancos, Registro Mercantil, etc.), lo que, si no se anticipa, podría retrasar su creación. 

 

2) No entender las diferentes formas jurídicas de empresa en España y, por tanto, elegir una incorrecta:

En España existen varias formas jurídicas para constituir una empresa:  

  • Sociedad Anónima (S.A.).  
  • Sociedad de Responsabilidad Limitada (S.R.L.). 
  • Sociedad Colectiva (S.C.). 
  • Sociedad Comanditaria (S. en C.).  

 

Cada forma jurídica tiene sus ventajas e inconvenientes en términos de responsabilidad de los socios, estructura de gobierno y formalidades administrativas. Por lo tanto, es importante comprender las diferencias entre estas formas jurídicas y elegir la que mejor se adapte a tu negocio. 

 

3) No estar informado sobre las obligaciones fiscales en España y los costes asociados:

Crear una empresa en España conlleva costes y obligaciones fiscales. Por ejemplo, es necesario disponer de un capital social mínimo para constituir una empresa (3.000€ para una SL y 60.000€ para una SA, por ejemplo). También es importante tener en cuenta los impuestos locales, que pueden variar de una región a otra de España. Para evitar este error, es importante trabajar con un asesor fiscal local, un asesor jurídico o un gabinete local competente para comprender las obligaciones fiscales y los costes asociados a la creación de una empresa en España. 

 

4) No trabajar con un asesor jurídico:

Trabajar con un asesor jurídico es un elemento clave para evitar errores a la hora de crear una empresa en España. Dichos profesionales pueden ayudarte a comprender la normativa local, las obligaciones fiscales y los trámites administrativos. También pueden ayudarte a encontrar socios locales, traducir documentos y ayudarte en la creación de tu empresa. No trabajar con profesionales puede acarrear costosos errores y retrasos en la creación de tu empresa. 

 

Por consiguiente, constituir una empresa en España puede resultar complejo, pero evitando estos errores y, sobre todo, anticipándolos, los empresarios pueden asegurarse de que su empresa esté correctamente constituida y de que cumplirá toda la normativa vigente y, de este modo, asegurarse de que la empresa esté preparada para entrar en el mercado español. 

 

 

Si tienes alguna duda al respecto, o si necesita asesoramiento para crear tu empresa en España, no dudes en ponerse en contacto con nosotros. 



X