Covid-19 ¿Cómo me afecta el estado de alarma si estoy en situación de insolvencia

Covid-19: ¿Cómo me afecta el estado de alarma si estoy en situación de insolvencia?

Eva Garcia Garrigos, abogada área Mercantil. AGM Abogados.

 

Planteamiento de los procedimientos de 2ª oportunidad durante el estado de alarma

 

El pasado 14 de marzo se dictó el Real Decreto 463/2020, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, normativa que ha trastocado de arriba abajo nuestra vida cotidiana.

 

Como consecuencia de este Real Decreto, han sido dictados muchos otros que en mayor o menor medida pueden afectar a nuestras vidas (decisiones gubernativas de cierres de establecimientos, paquetes de ayudas, etc).

 

¿Pero qué pasa si una persona o empresa ya estaba en una complicada situación económica antes del estado de alarma y estaba pensando en presentar un procedimiento de Segunda oportunidad o lo había presentado ya?

 

Pues bien, aquí tenemos algunas notas que pueden guiarnos. En primer lugar, tenemos que distinguir en qué fase nos encontramos:

 

  • Fase 0: estaba pensando en iniciar un proceso de 2ª oportunidad.
  • Fase 1: he iniciado un proceso de 2ª oportunidad, pero aún estoy en la fase de “mediación”.
  • Fase 2: he iniciado un procedimiento de 2ª oportunidad y he llegado a la fase judicial.

 

Cuestiones si nos encontramos en la Fase 0

 

En situación de normalidad, los deudores en insolvencia debían de presentar el procedimiento en el término de 2 meses. Actualmente, con el Real Decreto este plazo ha quedado suspendido, por lo que se da un poco de margen para no tener que presentar el procedimiento en el plazo “normal”.

 

Además, se ha acordado en otro de los Real Decreto aprobados recientemente la moratoria en el pago de las cuotas hipotecarias de adquisición de la vivienda habitual de los colectivos particularmente vulnerables. Estas mismas medidas se aplicarán igualmente a los fiadores y avalistas del deudor principal, respecto de su vivienda habitual y con las mismas condiciones que las establecidas para el deudor hipotecario. En caso de que se conceda la moratoria, Durante el periodo de vigencia de la moratoria, la entidad acreedora no podrá exigir el pago de la cuota hipotecaria, ni de ninguno de los conceptos que la integran (amortización del capital o pago de intereses), ni íntegramente, ni en un porcentaje. Tampoco se devengarán intereses.

 

También se ha acordado una nueva línea de avales para las empresas y autónomos para paliar los efectos económicos del Covid-19 y la ampliación del límite de endeudamiento neto del ICO que ha aprobado el gobierno.

 

Asimismo, los empresarios pueden solicitar la prestación extraordinaria por cese de actividad acordada.

 

También existe la posibilidad aplazar algunos impuestos, como se ha comentado más arriba.

 

Cuestiones si nos encontramos en la Fase 1 (mediación iniciada)

 

Si ya hubiésemos iniciado el procedimiento de 2ª oportunidad (técnicamente llamado Acuerdo Extrajudicial de Pagos) y nos encontrásemos en la fase de mediación, en principio el día a día se puede desarrollar normalmente puesto que el mediador no ha intervenido nuestra facultad de disposición de nuestro patrimonio.

 

Puede ser que nos hallásemos terminando la fase de mediación y por tanto habiendo hecho ya una propuesta de pago a los acreedores, pero que, habida cuenta de las circunstancias tengamos una reducción de ingresos por poner un ejemplo en casos de que el deudor haya perdido su empleo a causa del Covid-19, se haya visto afectado por un ERE ERTE o haya tenido que cerrar su negocio.

 

En estos casos, si hay propuesta de pago hecha a los acreedores se debería poder modificar y si ya hay una propuesta de pago aprobada se debería de poder revisar por mor de la cláusula “rebus sic stantibus.

 

Aunque el procedimiento de mediación no afecta a los créditos públicos, también existe la posibilidad aplazar algunos impuestos, como se ha comentado más arriba.

 

Finalmente, si nos encontramos ya en el final del procedimiento de mediación, el Real Decreto que declara el estado de alarma establece la suspensión de los términos y plazos procesales durante su vigencia y establece las actuaciones que tienen el carácter de urgente en los diferentes órdenes jurisdiccionales.

 

También se ha establecido que hasta pasados dos meses pasados desde finalización estado alarma no se admitirán concursos “necesarios” (aquellos presentados a instancia de los acreedores del deudor), que no es el caso de los concursos consecutivos derivados de un procedimiento de segunda oportunidad, sino que estos son “voluntarios”. Ello quiere decir que si pasada la crisis algún acreedor presenta concurso necesario y el deudor entre tanto presenta también un Acuerdo Extrajudicial de Pagos, este último prevalece e impide que el Juez pueda admitir el concurso necesario.

 

Cuestiones si nos encontramos en la Fase 2 (en fase judicial de concurso)

 

Como acabamos de indicar, han quedado suspendidos todos los términos y plazos procesales, es decir, no se van a llevar a cabo actuaciones judiciales a excepción de aquellas actuaciones que de no realizarlas puedan causar un perjuicio irreparable.

 

Por poner un ejemplo en casos de necesidad, porque el deudor haya perdido su empleo a causa del Covid-19, se haya visto afectado por un ERE/ERTE o haya tenido que cerrar su negocio, se podría solicitar el aumento de la asignación mensual prevista, cosa que el Administrador concursal podría hacer automáticamente y después informar al Juez del concurso.

 

Si necesitas más información contáctanos, te ayudaremos.

 

Entérate de todos los cambios legislativos derivados de la declaración del estado de alarma por el COVID-19, que afectan a empresas y personas, haciendo clic aquí.



X