Del COVID-19 y el concurso mercantil

Del COVID-19 y el concurso mercantil

Julio Menchaca Vite, Abogado área de M&A. AGM Abogados

 

La pandemia del Covid-19 (o coronavirus) ha supuesto un cambio de paradigma en todos los sentidos. Esta situación completamente extraordinaria, junto con el estado de alarma decretado el pasado fin de semana, suponen que las empresas sufran de grandes tensiones de tesorería y que muchas de ellas se encuentren en una situación de insolvencia actual o inminente.

 

Si atendemos al artículo 5 de la Ley Concursal, el empresario tendría que declarar concurso en el plazo de dos meses desde “la fecha en que hubiera conocido o debido conocer su estado de insolvencia. Esta es actualmente la situación de miles de empresas, por lo que se han tomado medidas mediante el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 (el “Real Decreto”), publicado hoy, 18 de marzo de 2020.

 

En este sentido, el artículo 43.1 del Real Decreto flexibiliza la presentación del concurso mercantil al señalar que “Mientras esté vigente el estado de alarma, el deudor que se encuentre en estado de insolvencia no tendrá el deber de solicitar la declaración de concurso”, lo cual supone un respiro para que el empresario se encamine sus esfuerzos en sacar la empresa adelante sin tenerse que preocupar de las responsabilidades de no presentar el concurso en tiempo. Pero si el empresario decidiera solicitar el concurso voluntario, “se admitirá éste a trámite, con preferencia, aunque fuera de fecha posterior”, en el entendido de que lo ha presentado por razón del virus y que el darle preferencia en su tramitación puede suponer su subsistencia.

 

En cuanto al concurso necesario, el citado artículo 43.1 señala que los jueces no admitirán a trámite las solicitudes que se presenten durante el estado de alarma y hasta dos meses posteriores a su solicitud, por lo que los acreedores que quieran optar por este mecanismo tendrán que esperar dicho plazo.

 

Ahora bien, en lo que al preconcurso se refiere, como sabemos, la regla general del artículo 5 bis de la Ley Concursal dispone que el deudor puede iniciar un procedimiento para alcanzar un acuerdo de refinanciación, o un acuerdo extrajudicial de pagos o las adhesiones necesarias para la admisión a trámite de una propuesta anticipada de convenio, cuya duración será de 3 meses y, en caso de que no se logre alguno de los acuerdos anteriores, contará con 1 mes para presentar el concurso.

 

Dicha regla general ha sido también modificada con el Real Decreto, dando la posibilidad a los deudores de no presentar el concurso de acreedores mientras dure el estado de alarma, aunque haya transcurrido el plazo de 1 mes antes indicado.

 

Estas medidas nos parecen razonables atendiendo a la situación en la que estamos, aunque probablemente necesitarán ser ajustadas conforme se vayan desarrollando las circunstancias.

 

Entérate de todos los cambios legislativos derivados de la declaración del estado de alarma por el COVID-19, que afectan a empresas y personas, haciendo clic aquí.

 

Si tienes cualquier duda o quieres ampliar información, ponte en contacto con nosotros.



X