Primera valoración a vuelapluma sobre la sentencia del TJUE sobre el IRPH

Primera valoración a vuelapluma sobre la sentencia del TJUE sobre el IRPH

Miguel Morales Sabalete, abogado asociado del área Civil. AGM Abogados.

 

La sentencia dictada y publicada hoy, día 3 de marzo de 2020, sobre el IRPH, responde en términos generales de manera favorable a los consumidores, pero les deja, una vez más, a cada uno de ellos, a las puertas del Juzgado.

 

La Sentencia es tan solo relativamente favorable para el consumidor en el sentido de que establece lo siguiente:

    1. Que el hecho que el IRPH –de cajas- sea un índice de referencia reconocido oficialmente y que las entidades bancarias puedan utilizarlo para definir el interés variable de sus operaciones, no impide al Juez analizar si la cláusula en la que se establece ese índice de referencia es o no clara y/o abusiva.

 

    1. Que a partir de ahora está claro que los jueces sí pueden entrar a valorar y declarar la abusividad de las clausulas esenciales del contrato entre un consumidor y un profesional -un banco, por ejemplo-, si considera que estas cláusulas no están redactadas de manera clara y comprensible para el consumidor. Esto es importante porque la banca hasta ahora siempre se ha opuesto a la valoración de la posible falta de transparencia y abusividad de las cláusulas que determinan el tipo de interés de sus préstamos con la excusa de que, como son las cláusulas esenciales que fijan el precio de la operación, –el interés que perciben es para ellos el precio del contrato de préstamo-, no cabía discutirlas.

 

    1. Que también se podrá discutir si el IRPH es o no nulo en cada caso, en cada operación de préstamo. En este sentido la Sentencia establece que, para valorar si se fijó en condiciones de claridad y trasparencia, podemos acudir al hecho de si el banco o la caja nos informó de la evolución pasada del IRPH, ofreciéndonos simulaciones referidas a ese índice y no se limitó a informarnos de la evolución de otros índices como el EURIBOR y a “vendernos” que el EURIBOR era más volátil para, así, escondernos el hecho que el IRPH era un índice prácticamente fijo.

 

    1. Que el juez, en cada caso concreto, al acordar la nulidad del IRPH podrá establecer que el IRPH sea sustituido por otro índice de referencia, el Euribor, por ejemplo, para evitar situaciones perjudiciales para el consumidor, como podría ser la de tener que declarar el vencimiento anticipado del préstamo por desaparición del precio (el tipo de interés) de la operación y la imposibilidad del juez de sustituirlo por otro.

 

 

Los aspectos menor favorables de la Sentencia para el consumidor son:

    1. Que esta Sentencia, como ha ocurrido en ocasiones anteriores no determina la abusividad de ese índice en sí mismo, en general, por lo que sigue existiendo y seguirá perviviendo en los préstamos hipotecarios de miles de consumidores españoles hasta tanto estos consumidores no reclamen, caso por caso, individualmente, como ha ocurrido con las cláusulas suelo, ante sus oficinas a tratar de sustituirlo por un índice variable más ventajoso –menos fijo por así decirlo-, o mientras no lo hagan ante los tribunales.
    1. Que no establece que en el caso que el juez, en el caso concreto, declara abusivo el IRPH, este tenga que sustituirse necesariamente por el Euribor, como índice más favorable, sino que el juez podría sustituirla por un índice más similar, como el IRPH del conjunto de entidades, con lo que, para ese recado el consumidor no necesitaba alforjas.

 

 

Y todo ello, claro está, salvo que el Gobierno decida poner algún remedio legal de general aplicación, cosa que nos parece poco probable, aunque sí podría establecer una vía intermedia de solución al estilo del Decreto 1/2017 para la reclamación previa extrajudicial de las cláusulas suelo.

 

Como ya habíamos anunciado desde que el Abogado de la UE se pronunciara sobre el tema, hace ya varios meses, se abre una nueva guerra de guerrillas entorno a esta cuestión.

 

 

Si necesitas asesoría o mayor información, contáctanos.



X